Páginas

lunes, 21 de enero de 2013

Beyoncé le canta a su querido Obama



Después de un largo retiro de la vida de flashes, cámaras y micros, donde le ha dado tiempo a tener una hija, y dedicarse a preparar un año lleno de  nuevas noticias (está dando tanto trabajo que no tenemos tiempo ni para perderlo), la Beyo vuelve por la puerta grande, como no podía ser de otra forma. Y es que, el peloteo, siempre sirve para llegar arribita.

Si te tiras un año entero, que si ¡ay que mujer más inspiradora la Michelle!, que si ¡ay que me alegro de que gane mi presi al que quiero tanto!, que si ¡ay que, no solo te promociono en mi país, sino que te promociono en cada concierto que doy en el mundo entero!, que si ¡ay que subo fotos al Instagram cada dos por tres para apoyar la campaña! DIOS, así cualquiera. 

Pero claro, luego sube al escenario, te canta "The Star-Spangled Banner", con ese arte moreno, con una melena que hace que parezca la hermana humana de Mufasa, con una tranquilidad cual si estuviera en el salón de su casa, y dices, bueno, será que también algo lo merece la chiquilla. Que cantantes y pelotas hay muchos, pero cantantes con pelotas, menos

Esta canción la cantó ya, en el descanso de la Super Bowl, allá por 2004. Y la realidad es que aquella actuación fue más emocionante (quitando la cola de choni que me traía). Pero claro, no es lo mismo cantar ahí sola encima de un escenario (que a eso la Beyo está más que acostumbrada), que con tu presi en la retaguardia, vigilándote con cara compungida de emoción. Mucha responsabilidad. Y lo ha bordado, así que ¡chapeau

¿Os imagináis en España, los cantantes cantándoles a Rajoy o Zapatero en su investidura? ¿Y miles de personas para verlos jurar el cargo? Sí, es mucho imaginar, pero eso (entre otras cosas) es una diferencia entre la primera potencia mundial y la décimo tercera (y cayendo). Digamos que eso no tiene por qué tener nada de malo o bueno, simplemente es, diferente. Pero siempre invita a pensar en aquello que decía Amaral en su canción, "es el momento, de olvidar lo que nos separó, y pensar en lo que nos une". A lo mejor nos haría falta para salir de esta crisis estar más unidos y pensar en lo que nos une, pues la unión suele hacer la fuerza. O a lo mejor no. Ahí lo dejo. A gusto del consumidor. 







2 comentarios:

  1. En esa imagen, el viejete de atrás le está mirando el culo a Beyoncé mientras pone cara de pervertido a más no poder. Seguro que se estaba imaginando cómo tirarsela xD

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias por pasar a mi blog, también ya te sigo, y está bastante interesante tu blog, creo que tendremos muchas ideas por compartir, saludos! ;)

    ResponderEliminar

Comenta!