Páginas

sábado, 29 de junio de 2013

Tom Odell y Avicii



Descubierto por Lily Allen, quien dice de él que "su energía en el escenario le recuerda a David Bowie", aparece en escena otro joven británico, de 22 años, pianista y cantante, el cual escribe sus letras basándose en experiencias propias, pues según dice, ninguna relación le dura más de 6 meses y es fantástico (aunque algo extraño también) tener lo que llama "licencia artística" para poder hablar de esas relaciones con total libertad. Que tiemble ADELE.

Sí, que tiemble, porque además el chaval ha ganado ya premios que en su día ésta ganase en sus inicios (así como Florence and The Machine), allá por aquel entonces en el que 3 la conocían y a 2 de ellos no les gustaba. Así que ojito. Aunque hay que decir que su estilo es un poco alocado, bajo mi punto de vista, no apto para el gran público (excepto algunas canciones), pero puede formarse una buena base de fans que le sigan a donde le de la gana. Y si mejora ese punto alocado puede convertirse en un gran producto musical. Pero a lo mejor le va genial así, que el mundo cada día está mas loco...

Y dirán ustedes... ¿qué manual hay que leerse para triunfar en la música y no ser un indie pop británico arropado por una discográfica como Columbia Records (la de Adele, precisamente)? Pues el que se titula APRENDE DE UN MÚSICO Y NO DE UN CANTANTE. Así de claro. Si tus influencias son Alejandro Sanz, Pablo Alborán, o alguno por el estilo... Pues para hacer canciones a lo prisionera de tu casa en la cosina, te servirá, pero para crear temazos musicalmente ricos...¡ni hablar del peluquín! Si tus influencias son Elton John, Bob Dylan, David Bowie, Leonard Cohen, claro, la cosa cambia. Probablemente crearás mejores canciones que perdurarán en el tiempo y no serán carnaza de número 1 perecedero.

En esta canción, el tercer single de su álbum debut (el cual recomiendo escuchar, porque tiene canciones muy buenas), nos habla sobre cómo desea poder querer a su novia, poder amar y llorar, pero no puede porque sus lágrimas "se han agotado, por otro amor, por otro amor", aunque allá va él, pegando cartelitos por toda la ciudad, porque echa de menos poder hacer lo que su cansancio emocional no le permite. Buena idea el videoclip. Sin embargo, creo que cualquier mujer ve esa pared llena de papeles con su cara y sale echando leches de ahí.

Después de tanto pero, aunque y sin embargo, por último quiero dejaros el último temazo de Avicii, que está que no para, y al cual, personalmente, no le pongo problemas porque me parece muy muy bueno. Pero oye, para gustos, los colores.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta!